Skip to main content

¿Qué ventajas tiene contratar un administrador de fincas?

By 27 enero, 2022Sin categoría

Un administrador de fincas es un profesional que se encarga de la gestión de cualquier bien inmueble. Como su nombre lo indica, administra todos los aspectos necesarios, incluyendo los pagos de impuestos, de servicios y cualquier otro aspecto necesario. Ahora, veamos qué ventajas tiene contratar a un administrador de fincas, basándonos en los servicios que ofrece.

Gestión adecuada del inmueble

Debido a sus conocimientos en el campo administrativo, estos profesionales se encargan de la gestión legal, jurídica y contable del inmueble. De esta forma se puede cumplir con todas las obligaciones pertinentes, se evita cualquier complicación innecesaria. Con esta idea en mente, buscará la mejor opción para el bienestar de la propiedad en cuestión. Esto significa que si existe alguna complicación legal de cualquier tipo, el administrador de fincas es el principal responsable de la solución inmediata de dicha problemática. Y, como es de esperarse, lo mismo hará ante cualquier cuestión de tipo contable, jurídica o de cualquier otra índole.

Adicionalmente, el administrador de fincas es el principal responsable de la contabilidad del inmueble. Esto es especialmente útil si se trata de una comunidad de propietarios, pues fácilmente podrán saber todos los implicados cómo se está utilizando el dinero disponible. Además, es el encargado de la puesta en marcha de cualquier proyecto que se haya aprobado realizarse en la propiedad. Al mismo tiempo, todos los propietarios pueden saber fácilmente quiénes están cumpliendo con sus obligaciones económicas y quienes no.

Esto nos hace pensar en un aspecto importante de los servicios de un administrador de fincas, porque puede fungir como mediador ante los desacuerdos de los propietarios en una comunidad de vecinos. Por ejemplo, si existen morosos o se origina algún tipo de desacuerdo, se espera que su pronta intervención solucione eficazmente cualquier problema. En cualquier caso, será el administrador de la finca el encargado de asegurarse que se cumpla cada punto del acuerdo que se obtenga. Dicho en otras palabras, si se trata del cobro de la deuda de un vecino moroso, será el administrador quién se encargue de esto. Y en caso que no se logre ningún acuerdo, también será él quién trámite la denuncia correspondiente.

Ventajas tributarias

Una de las ventajas más sobresalientes de contratar los servicios de un administrador de fincas es que estos profesionales conocen las ventajas tributarias a las que pudiera acceder el inmueble. Por supuesto, al evitar el incumplimiento de las obligaciones de la propiedad ante Hacienda se evita cualquier gasto innecesario por concepto tributario. Y es de esperarse que estos profesionales estén al tanto de todas las obligaciones fiscales que apliquen a una propiedad en particular.

Por otro lado, es muy común que existan subvenciones tributarias de las que podrían beneficiarse quiénes reúnan los requisitos. Pues bien, el administrador de fincas es el principal responsable de verificar si existe alguna forma en que sea aplicable a la propiedad dicho beneficio fiscal. Adicionalmente, si es posible acceder a dicha subvención tributaria, se encargará de reunir todos los documentos necesarios para realizar el trámite pertinente.